dimecres, 19 de març de 2014

CÓMIC


SI UNAS CARCAJADAS TE QUIERES ECHAR, ABRE UN CÓMIC ¡Y VERÁS!

Los cómics han formado parte de mi infancia. Con ellos me he echado muy buenas risas, como es el caso de mortadelo y filemón, y he vivido muchas aventuras peligrosas junto a Tintín y su inseparable amigo Milú. El hecho de ver las historietas que estás leyendo crea la misma sensación que si estuviéramos viendo una película, por lo que la emoción está asegurada desde el primer momento.
Por otro lado, es muy positivo para crear un hábito de lectura hacia los más peques, pues las imágenes hacen que no pierdan el hilo conductor del tebeo.
Con el dibujo he querido representar a un niño que aburrido de hacer siempre las mismas cosas y jugar a los mismos juegos, empieza a leer un cómic haciendo explotar su imaginación y matando el aburrimiento de un solo tiro.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada